¿De dónde viene la tradición de Santo Tomás?

La festividad de Santo Tomás se remonta a mediados del siglo XIX cuando la mayor parte de los baserritaras, que cultivaban tierras del que no eran propietarios, se desplazaban a la capital para pagar las rentas de estas tierras.

Aprovechando su presencia en Donostia, vendían a los vecinos de la capital sus productos agrícolas y hacían acopio de artículos que no lo podían obtener en sus localidades. Por esto se vio la necesidad de organizar una feria, y surgió la Feria de Santo Tomás.

Con los cambios que se producían la sociedad a lo largo de los años, la razón principal para celebrar la feria fue desapareciendo, pero continuaron organizando la feria, pasando a ser una tradición.

La figura más importante del día de Santo Tomás es la Txistorra. Antaño era muy común criar cerdos en los caseríos vascos. Se criaban para elaborar productos que les durara para todo el año. Era necesario utilizar técnicas de conservación para que los productos durasen. Una de las técnicas era embutir los productos, y de ahí viene la tradición de la Txistorra.

Hoy en día la Txistorra a pasado a ser tradición. Según diferentes fichas de degustación, una buena txistorra se elabora con papada, magro, ajo, sal y pimentón. La carne tiene que tener un corte perfecto, para conseguir una masa homogénea y hay que seguir una proporción exacta de carne y especias, para que el sabor sea notorio.

Son numerosos los pueblos en el que se hacen concursos de Txistorra el día de Santo Tomás; entre ellos la de Donostia o la de Zarautz. ¡¡¡¡El año pasado ganamos la de Zarautz!!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published.